La pedagogía Montessori desarrolla la autonomía del niño, la confianza en sí mismo y la autodisciplina. Estos valores son impregnados en él para siempre.

El niño puede adaptarse más rápidamente a las situaciones nuevas tales como una mudanza, un cambio de ambiente lingüístico, un cambio de escuela y por supuesto un cambio de pedagogía.

Puede adaptarse positivamente a las nuevas situaciones puesto que ha desarrollado su concentración y su autodisciplina, ha conocido el placer y el deseo de aprender y está bien adaptado socialmente. Estas capacidades favorecen la búsqueda del conocimiento a lo largo de la existencia y permite al niño que se integre fácilmente en cualquier sistema nuevo.

Es cierto que un niño educado en el respeto por él, encontrará diferencias en los demás sistemas escolares que son marcados normalmente por mas rigidez.

La experiencia demuestra que estos niños se adaptan bien a las nuevas dificultades y que conservan las cualidades desarrolladas durante sus años Montessori. 

En Shanti en sus más de 40 años de experiencia ha generado métodos para comenzar a preparar a los niños hacia una educación de tipo tradicional desde el 5to de primaria

Padres y niños testimonian un arrepentimiento de haber abandonado el sistema Montessori.

Las 2 principales dificultades que encuentran los niños son:

- La cantidad abrumadora de deberes dados en casa que no le dejan tiempo para actividades deportivas, culturales ni artísticas.

- El cansancio que entraña un ritmo que no es el suyo.